La Ley 20.536 de Violencia Escolar, define acoso escolar (bullying) de la siguiente manera: “se entenderá por acoso escolar toda acción u omisión constitutiva de agresión u hostigamiento reiterado, realizada fuera o dentro del establecimiento educacional por estudiantes que, en forma individual o colectiva, atenten en contra de otro estudiante, valiéndose para ello de una situación de superioridad o de indefensión del estudiante afectado, que provoque en este último, maltrato, humillación o fundado temor de verse expuesto a un mal de carácter grave, ya sea por medios tecnológicos (ciberbullying) o cualquier otro medio, tomando en cuenta su edad y condición.”

Los menores de edad deben tener acceso regulado a Internet y en especial a las Redes Sociales, pero, principalmente, deben ser educados en su buen uso desde la empatía, el respeto, el autocuidado y la comprensión de conceptos claves como la huella digital y los datos personales sensibles, aprendiendo a gestionar el mundo digital libre de riesgos.

Entonces, ¿Qué podemos hacer para evitar el Ciberacoso? Estas son algunas de nuestras recomendaciones:

  • Promoción del buen trato y resolución de conflictos en el mundo virtual.
  • Incorporar actividades preventivas desde NT1 a IV Medio, que promuevan las claves de la ciudadanía digital y el autocuidado en uso de aulas virtuales y redes sociales.
  • Promover el desarrollo de habilidades parentales orientadas a la formación digital de los niños y jóvenes de manera ética, segura y responsable.
  • Incentivar el uso de las tecnologías sólo en contextos regulados, promoviendo que adultos y alumnos mayores sean un buen ejemplo hacia los más pequeños.
  • Trabajar la empatía y el buen trato con buenos modelos formativos para los estudiantes.
  • Denunciar al establecimiento cualquier mal uso de las herramientas virtuales.

En cuanto a la definición del Sexting, este consiste en el envío de contenidos de tipo sexual (principalmente fotografías y/o vídeos) producidos generalmente por el propio remitente, a otras personas por medio digitales especialmente teléfonos móviles, tablets o computadores.

No es un problema de seguridad de las plataformas digitales en sí mismo, sino una práctica de riesgo, sobre todo cuando implica a los menores de edad.

Es posible que el envío de este tipo de contenidos sea involuntario, ya que otra persona puede utilizar el dispositivo en el que están almacenados (robo o pérdida de móvil, uso sin permiso, etc.) y reenviarlos. También puede ocurrir que una persona sea grabada por otra sin su consentimiento. En ambos casos, los riesgos en lo que respecta a la difusión de ese contenido son similares al sexting.

 

La práctica del Sexting puede llevar a los siguientes conflictos:

· Ciberbullying: puede dar pie a conductas de acoso al protagonista, derivando en una situación de ciberacoso.

· Extorsión y chantaje. El contenido también puede utilizarse como herramienta de chantaje, solicitando cualquier “recompensa” (económica o de otro tipo) a cambio de no difundirlo.

· Grooming y acoso sexual. En los casos de acoso sexual o de acercamiento de adultos a menores con intenciones sexuales es habitual esta extorsión para exigir que se envíen más contenidos, o incluso contacto sexual directo.

· Riesgos físicos. Estos contenidos pueden utilizarse por agresores para seleccionar a sus víctimas. En ocasiones los contenidos muestran elementos que ayudan a determinar la localización fácilmente (centro donde estudian, domicilio, geolocalización, etc.) o cuando los metadatos señalan el posicionamiento donde se han grabado.

Respecto a las consecuencias legales, dependiendo del papel de cada implicado en esta práctica y de sus edades puede incurrirse en diferentes delitos como:

· Exhibicionismo y provocación sexual a menores.

· Generación, producción, difusión y tenencia de contenido sobre abuso sexual a menores.

· Revelación de secretos y delitos contra la intimidad y el honor.

· Delitos contra la libertad sexual.

0

You may also like

Problemas Comunes en las Videollamadas
Ciberseguridad Parte 2: Prevención y Fomento del uso seguro
Cobertura de Calidad y Procesos Pedagógicos

Constanza Codoceo

Deja una respuesta